top of page

El Platy Showa Tricolor, también conocido como Xiphophorus maculatus, es un pez vibrante y activo que pertenece al orden Cyprinodontiformes y a la familia Poecilidae. Originario de las aguas frescas y vegetales de Centroamérica, este pez se puede encontrar en Guatemala, Honduras y México, donde se refugia de sus depredadores entre las raíces y la vegetación.

Este pez presenta un cuerpo alargado con un vientre redondeado, siendo más pronunciado en las hembras. Su boca está colocada en una posición superior, lo que es el resultado de múltiples cruces. Existen muchas variedades de esta especie, tanto en su forma (cola de velo, de aguja o pincel) como en color (Wag-tail, tuxedo, moteado, mickey mouse).

El Platy original (salvaje) tiene colores más discretos y aletas pequeñas, pero gracias a la cría en cautividad, los Platys pueden presentar casi cualquier color y combinaciones de ellos. Desde el rojo total, pasando por los que combinan dos o más colores en todo su cuerpo, hasta los que tienen aletas de color contrastado con el resto del cuerpo. Dependiendo de esto, se dan nombres a distintas variedades.

Los machos de esta especie son ligeramente más pequeños que las hembras, midiendo alrededor de 5 cm, mientras que las hembras pueden llegar a los 7 cm. Como en todos los vivíparos, los machos han transformado su aleta anal en el llamado gonopodio con forma cilíndrica, mientras que la de la hembra se mantiene con una cierta forma de abanico. Además, las hembras tienen el vientre más redondeado, mientras que los machos son más planos y de menor tamaño.

Estos peces prefieren aguas moderadamente duras, pero no superiores a 20º GH, y un pH estable entre 7,0 y 8,0. Aunque pueden vivir en aguas con temperaturas entre 18º y 28º, la temperatura ideal está entre los 24º y los 26ºC.

En cuanto a su hábitat, los Platys disfrutan de acuarios bien iluminados, pero sobre todo muy plantados y con zonas amplias para poder nadar libremente o esconderse a su gusto. Si se les proporcionan estas condiciones, se sentirán seguros y podremos verlos continuamente en las zonas más libres de vegetación.

Aunque básicamente vegetarianos, los Platys son omnívoros. Su dieta se puede completar con espirulina seca y algún aporte de larvas de mosquito, grindal, etc., tanto vivo como congelado o en gel.

Son peces muy vivaces que se mueven por todos los estratos del acuario en locas persecuciones que no llevan más que a pequeños enfrentamientos sin mayores consecuencias. Son compañeros ideales para casi cualquier otra especie, pero hay que tener cuidado con los peces de colas llamativas, ya que en ocasiones se les da por mordisquearlas.

En cuanto a su reproducción, aunque son ovovivíparos (la hembra encuba los huevos en su interior y pare alevines totalmente desarrollados), actualmente se admite el término vivíparo. La gestación dura aproximadamente 30 días y este tiempo depende mucho de las condiciones del agua, especialmente la temperatura y la aclimatación de la madre. Al igual que el resto de vivíparos, si no se encuentran a gusto, no parirán, retrasando ese momento indefinidamente. Es importante tener en cuenta que las madres suelen comerse los alevines mientras están pariendo, por lo que es muy aconsejable que el acuario esté muy plantado para que estos puedan esconderse. Sin embargo, también es cierto que poco después pierden todo el interés y dejan de acosarles.

Imagen ilustrativa

PLATYS SHOW