top of page

La Vallisneria es un conjunto de plantas acuáticas que se caracterizan por su vida completamente sumergida, aunque en ocasiones pueden emerger por encima de la línea del agua y florecer.

Descripción

Sus hojas son acintadas y denticuladas en sus extremidades, con un ancho que varía desde unos pocos milímetros hasta cuatro centímetros. En cuanto a su longitud, pueden llegar hasta los dos metros en el caso de la Vallisneria Gigantea.

Estas plantas crecen a un ritmo muy rápido y se reproducen con facilidad. Además, resisten bien a diferentes condiciones de calidad del agua, lo que las convierte en una opción ideal para acuaristas principiantes. Por su tamaño y forma, suelen colocarse en la parte posterior del acuario.

Características

Las Vallisnerias son conocidas por su resistencia y adaptabilidad, lo que las hace ideales para una amplia variedad de acuarios. Su rápido crecimiento y fácil reproducción permiten que se establezcan rápidamente en el acuario, proporcionando un ambiente verde y natural para los habitantes del acuario.

Cuidados

A pesar de su resistencia, las Vallisnerias requieren de ciertos cuidados para mantener su salud y crecimiento. Necesitan una iluminación adecuada y un sustrato nutritivo para crecer de manera óptima. Además, aunque pueden tolerar una amplia gama de condiciones de agua, prefieren aguas ligeramente alcalinas.

Imagen ilustrativa